Ver para emprender: Portada

El “Ver para emprender” de este mes de marzo viene firmado por un periódico digital alicantino dirigido por dos periodistas que apostaron por un modelo de negocio innovador, pese a las dificultades de su sector, y que han afianzado como un diario de referencia en la zona. Tal vez sea por su deformación profesional, hoy vamos a conocer a nuestras emprendedoras de una manera muy diferente.

separador_verparaemprender_eixam

Portada es un periódico digital de la zona del Alto Vinalopó. Además, también nos dedicamos al estupendo arte de las notas de prensa y trabajamos para gabinetes de comunicación, agencias de publicidad, etc. Contactamos con bloggers, medios de comunicación, etc.

portada_eixam

 

¿Por qué soy emprendedora?… ¡lo llevó en los genes! Echo la vista atrás y apenas recuerdo cuando no he pensado en capitanear una idea. A eso, cuando era pequeña, se le llamaba ser marimandona… ahora, emprendedora. Por lo menos he salido ganando en el lenguaje.

Nunca me asustó el trabajo, ni los horarios con tal de ser capaz de llevar una idea adelante, en los negocios, en asociaciones, en definitiva, en cualquier espacio de mi vida. Cabezonería le llamaban entonces. Actualmente tenacidad, capacidad de esfuerzo, todos los requisitos que debe poseer un emprendendor, según dicen los gurús.

A veces, se me pasa por la cabeza tener una vida más tranquila, con más espacio para el ocio, sin llevarte a casa los problemas del día y al mismo tiempo, aventurar los del próximo. Sin embargo, el tiempo para el relax parece no llegar nunca. Siempre hay algo que aprender, algo que empezar, algo que pensar. Así que dentro de cinco años me veo pensando en qué nuevo puedo hacer, qué otro proyecto emprender, pero siempre bajo el paragüas de mi empresa y con mi socia.

Creo que toda mi vida he sido emprendedora, otra cosa es pasar a ser empresaria. Y diferencio estas dos categorías. La primera es cuando tienes un proyecto en mente: la ebullición del inicio, el buscar financiación, el plan de viabilidad. Pero, cuando una se lanza a la piscina y lleva unos añitos, lo de emprendedora es como tener permanentemente el sindrome de Peter Pan. A eso se le llama ser empresaria -aunque sea de una nanoempresa- que para algo pago el IVA todos los trimestres.

Depués de pasar unos añitos en la facultad de Ciencias de la Información y otros trabajando en periódicos locales, la casualidad, la oportunidad, el destino…. (llámalo como quieras) tocó a mi puerta y no me quedó más remedio que montar mi nanoempresa. Parecía venir en el mejor momento de mi vida (por decir algo) con un níño de un año y una futura socia embarazada. La mejor época para montar una empresa siendo mujer. Pero era entonces sí o sí, y la respuesta no podía ser otra: sí. Y así nació nuestro Portada.

Mi vida cambió, igual que si hubiera tenido un hijo. Mi cabeza se tuvo que dividir en el bebé que acunaba y en el que me pedía tiempo y tiempo para mimarlo, para mantenerlo vivo. Así aprendí que lo de la conciliación familiar en el mundo de la empresa era una falacia.

No fue, ni es un camino de rosas. Cada día es un reto: presupuestos, clientes, noticias, políticos y todo ello se compagina con plancha, niño y entre la puesta en marcha de la lavadora y del lavavajillas, correo electrónico. Y los números, los benditos números cuando llevan el signo más y los malditos cuando pintan en rojo, pero de los que nunca te debes olvidar si quieres que tu idea sea un negocio.

http://www.portada.info

portada.eixam

Anuncios